Clínica Ginecológica Tocogyn, S.L.

La sangre de cordón umbilical (SCU):

La sangre de cordón umbilical (SCU) es la sangre que permanece en el cordón umbilical y en la placenta después del parto. La sangre de placenta se recoge después del nacimiento del niño/a y tras cortar el cordón umbilical. Para ello se realiza una simple punción del cordón umbilical, mientras la placenta está todavía en el útero. Esta obtención de la sangre no comporta ningún riesgo para el niño ni para la madre. Su obtención es fácil y no presentan ningún problema ético.

La sangre de cordón umbilical (SCU) es la sangre que permanece en el cordón umbilical y en la placenta después del parto. La sangre de placenta se recoge después del nacimiento del niño/a y tras cortar el cordón umbilical.

Durante el desarrollo del feto las células madre se forman sobre todo en el hígado y en el bazo. En el último trimestre del embarazo comienzan a migrar y se instalan en la médula ósea. Esta migración tiene lugar a través del torrente sanguíneo, y es por eso por lo que las células madre llegan al cordón umbilical y se encuentran tan profusamente en el momento del parto. Momentos después, sin embargo, abandonan el torrente sanguíneo y se ubican en la médula ósea, cambiando sus propiedades a medida que maduran.

Si la sangre del cordón umbilical se extrae inmediatamente después del nacimiento y se procesa correctamente en un laboratorio especializado, estas células madre tan preciadas pueden almacenarse y conservarse durante mucho años. Las células madre de cordón umbilical poseen un número importante de ventajas: son muy vitales y pueden transformarse en muchos tipos diferentes de células.

Las células madre de la sangre del cordón umbilical son células madre adultas, por lo que no influyen los problemas éticos como las células madre embrionarias. Las células madre de SCU son biológicamente superiores a las células madre adultas de la médula ósea. La sangre del cordón umbilical es rica en células madre (CD+34), particularmente en células madre sanguíneas o hematopoyéticas. En la actualidad, son estas células progenitoras hemotopoyéticas las utilizadas para realizar transplantes en el ámbito de las enfermedades de la sangre. Dichos trasplantes permiten la regeneración del sistema inmunológico y del sistema productor de sangre, después de un tratamiento previo de quimio y/o radioterapia.

La sangre del cordón umbilical se debe crioconservar de forma completa para preservar su calidad, de acuerdo con el actual nivel de conocimientos para los bancos privados de sangre de cordón umbilical (Denis English, Pablo Rubinstein). Si la separación celular es necesaria, es mejor realizarla después de descongelar la muestra.

Hasta la fecha no se ve claro donde está el límite inferior del número de células para el cual en el futuro todavía se pueda realizar una multiplicación de células. Según esto a partir de un número relativamente reducido de células se podría preparar un trasplante perfectamente utilizable o también una preparación para terapias de sustitución de tejidos.

Donación y preservación de la sangre del cordón umbilical:

.
Toco-Gyn, S.L. · Consultorio Clínico Ginecológico Integral para la Salud de la Mujer
C/ Fausto Elhuyar, Local 11 · Teléfono cita previa: 91 8023967
28806 Alcalá de Henares - Madrid
Aviso Legal
Web diseñada y desarrollada por Miguel Prado